El asesinato de la jirafa Marius

Menudo revuelo se ha originado con el tema de la jirafa Marius, pero sinceramente, no es para menos.

 

A los pocos que aún no sabéis de que va el tema, decir que Marius era una jirafa, con excelente salud, nacida hace año y medio en el zoo de Copenhague, todavía un bebé de jirafa. Un bebé al que los responsables del zoo decidieron practicarle una eutanasia disparándole con una pistola neumática, ¿el motivo? genes poco interesantes y para evitar la consanguinidad.

  

Tras matarla, Marius fue descuartizada en público ante la atenta mirada de decenas de impasables espectadores, entre los cuales, se encontraban muchos niños pequeños.

Cuando el resto del mundo se enteró de lo que iban a hacer, se puso en marcha un movimiento por internet para intentar salvar a Marius de su cruel destino. Varios zoos se ofrecieron para atender al animal, incluso una persona privada ofreció 680.000$ por la compra de la jirafa. Pero los responsables del zoo (darse cuenta que obvio a propósito la parte de -lógico) decidieron seguir adelante con su macabro propósito.

 

Lo más sorprendente es la indignación mostrada por muchos habitantes de Dinamarca, que se molestaron no por el asesinato de Marius, sino por la importancia que se le dio a nivel mundial a este horrible crimen. Incluso periodistas de reconocido “prestigio” de ese frío país, se preguntaban si el mundo se había vuelto loco "¿Cómo la gente puede ponerse en tal estado cuando existen el cáncer, la guerra de Siria y el Partido Popular (extrema derecha anti-inmigrantes)" preguntó Dorte Dejbberg Arens, que trabaja en el sector del turismo.

 

Los restos de Marius, fueron arrojados a las jaulas de los leones del mismo zoo. "¿Piensan que los leones comen coles de Bruselas?", preguntó el periodista Kristian Madsen, del diario danés Politiken. "Marius tuvo un buen lugar para vivir en el zoológico durante un año y medio. Vivió y ahora los leones están contentos y saciados", comentó Mikkel Dahlqvist, consultor en relaciones públicas.

 

«Estoy orgulloso, porque creo que le dimos a los niños una enorme enseñanza de la anatomía de una jirafa, algo que jamás habrían visto en una foto», dijo Tobias Stenbaek Bro, portavoz del zoo. El mismo Stenbaek Bro, explicó que permitieron a los padres decidir si los niños podían ver el descuartizamiento del animal como una exhibición de conocimiento científico sobre animales.

 

El zoológico de Copenhague no es el primero hacer una autopsia pública de los animales. El museo de historia natural de Aarhus (también en Dinamarca) lo hace en forma regular durante las vacaciones escolares, indicó el diario danés Politiken. Llamaativo también resulta que las dos principales asociaciones danesas de defensa de los animales, Dyrenes Beskyttelse y Anima, ignoraron la campaña en favor del bebé jirafa Marius, que recogió miles de firmas en Internet.

 

Desde luego lo único que a mí personalmente me queda claro, es que la cultura danesa y la española (por ejemplo), están a millones de años luz en algunos temas. Pronto, los niños daneses acudirán a ver en directo la autopsia de un niño fallecido en un accidente, a ver como ejecutan en la horca a un asesino, y como excursión de fin de curso, los llevarán al hospital de Copenhague a ver un aborto en directo. ¿Os parece muy fuerte lo que digo? Realmente leyendo noticias como esta, no faltará mucho para que mi pronóstico se cumpla, al fin y al cabo, será una clase de anatomía que los niños daneses jamás podrán ver en una foto.


Fotos: SCANPIX DENMARK | REUTERS

Vídeo: INFORMATIVOS TELECINCO


Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    irene (miércoles, 12 febrero 2014 22:44)

    Y lo próximo, será una clase de anatomía con personas, así los niños daneses, serán mucho más inteligentes que los del resto de países.

  • #2

    miralofoto (viernes, 14 febrero 2014 01:33)

    A eso me refería, y que conste que los niños no tienen culpa alguna, pero sus padres y muchos otros adultos de su país, tendrían que recibir un urgente tratamiento de choque que les devolviese un poco de un poco de la compasión que parece que han perdido con el frío.

    Peter Sandoe, profesor de bioética en la Universidad de Copenhague dijo «El sentimiento general aquí es que es normal tener y matar animales mientras se los trate bien». Pero vamos a ver profesor, ¿matar a un animal de año y medio con una salud excelente es para ustedes tratarlo bien?

    Se atreven a llamar públicamente hipócritas a las personas que condenaron esta ejecución y sin embargo, no ven su propia hipocresía cuando se creen en posesión de una inexistente supremacía que los convierte en jueces y verdugos de una vida, animal sí, pero incluso bastante más racional que otras.

  • #3

    Carmela (viernes, 14 febrero 2014 11:32)

    Espeluznante y que impresión ver como los niňos ni se inmutan viendo vísceras y como trozeaban al pobre animal.