Game over

Ser el presidente conllevaba una responsabilidad que muy pocos conocían. Incluso algunos hombres que lo habían antecedido en el cargo desconocían la enorme responsabilidad que él tenía ahora en sus manos. Débiles e ingenuos, pensó. Pero él no era así, él sabía perfectamente cuál era su responsabilidad y lo más importante, sabía perfectamente lo que debía hacer llegado el momento.

 

Presupuso que los que quedasen lo considerarían el mayor genocida de la historia, pero él sabía que lo que iba a hacer era necesario. La sociedad había dado la espalda a Dios y otros, aprovechando esta debilidad de fe, imponían ahora su doctrina por todo el mundo.

 

Al igual que a otros antes, el Mensaje Divino le llegó alto y claro, había llegado la hora, era necesario un nuevo reinicio.

 

Se sentó en la soledad de su despacho y lentamente abrió el maletín. Giró la pequeña llave. Introdujo un código alfanumérico y levantó el teléfono interno. Al otro lado de la línea una nerviosa voz femenina solicitaba una contraseña, tras dársela, el botón que curiosamente tenía forma de hongo se iluminó.

 

Rezó durante unos minutos. Puso su firme mano sobre el botón, cerró los ojos y lo pulsó sin temor.

 

Game over.


Género: Ficción

Autor: Jaime Ramos

Fecha: 26/09/2009