El novio perfecto

Encima de la mesa tenía un buen trozo de carne fresca, después de cortar dos gruesos chuletones con el afilado cuchillo de cocina, guardó el resto de nuevo en la nevera. Preparó la carne vuelta y vuelta como a él le gustaba, al ver el resultado, estuvo seguro de que María, su nueva novia, apreciaría sus dotes como cocinero al igual que otras lo habían hecho antes.

 

María llegó a la hora prevista y él le sirvió un delicioso coctel, le enseñó el piso y finalmente se acomodaron alrededor de la mesa que ya estaba dispuesta para la comida.

 

Ella no dijo nada cuando vio en su plato aquel trozo de carne sanguinolenta, no era muy dada a comer la carne poco hecha, pero por otro lado no quería estropear aquella cita por algo tan insignificante.

 

María lo miraba mientras saboreaba el humeante café de importación que Luis le había servido tras la comida, convencida de que esta vez, había encontrado sin duda alguna al chico de su vida. Amable, elegante, guapo, divertido y además tenía que reconocer que a pesar de la apariencia inicial, la comida había estado realmente deliciosa, al parecer la cocina era algo que también se le daba francamente bien al muchacho, qué más podía pedir, indudablemente Luis era el novio perfecto.

 

Luis del mismo modo miraba a María, pero a diferencia de ella, él todavía pensaba en la deliciosa Anabel, su anterior novia.

 

Sorprendentemente, Anabel, que lejos de ser una chica menuda, le había durado bastante menos de lo que él esperaba, quizás se estuviese volviendo un poco goloso, pero fuese como fuese, ahora era necesario llenar de nuevo el frigorífico con carne suficiente para al menos un par de meses y sin duda alguna, María era la candidata ideal, pues tenía toda la pinta de estar igual de tierna y sabrosa que las anteriores y él para eso, siempre había tenido un gusto exquisito.

 

Género: Ficción

Autor: Jaime Ramos

Fecha: 28/09/2012